Los biomodelos sirven principalmente para el estudio y planificación de cirugías donde el médico puede planificar y entrenar la intervención con una réplica física exacta de la anatomía del paciente.

A partir de imágenes médicas tomadas al paciente principalmente mediante TAC – Tomografía axial computarizada ó MRI – Imagen por resonancia magnética, se pueden obtener modelos digitales 3d de máxima precisión, estos modelos digitales, en formato DICOM – Digital Imaging and Communication in Medicine, se pueden transformar en modelos entendibles por impresoras 3d para poder imprimir replicas exactas de la anatomía del paciente.

Gracias a las impresoras 3d, y a partir de imágenes DICOM, se pueden reproducir tridimensionalmente en plástico o resina huesos e incluso los propios tumores que se han desarrollado en ellos, de manera que el cirujano, antes de empezar a operar, visualiza claramente lo que se va a encontrar y puede planificar mejor su actuación.

Las impresoras 3d además permiten, ante fracturas complejas, construir las placas o tornillos que hay que colocar al paciente con la forma exacta, sin tener que estar haciendo pruebas y modificaciones de estas piezas sobre la marcha en la misma operación, acortando así su duración.

Las principales ventajas que aportan los biomodelos son:

• Los biomodelos sirven fundamentalmente para planificar cirugías así como para estudiar maneras de intervenir con las mayores posibilidades de éxito.

Anticipar algunos procesos y decisiones que antes había que hacer durante la propia intervención, lo cual reduce el tiempo de quirófano y, por extensión, el riesgo para el paciente.

• Los biomodelos son una herramienta muy útil para enseñar anatomía a los estudiantes.

Creación de guías quirúrgicas (son plantillas que se colocan sobre los huesos para indicar los lugares por los que insertar tornillos, realizar cortes o adaptar implantes) para uso en quirófano.

• Los biomodelos son replicas que servirán al médico para realizar pruebas, verificaciones y ensayar los procedimientos quirúrgicos de manera previa a la cirugía.

Reducción del tiempo y costes de la intervención: Realizando una planificación previa con biomodelo se acorta el tiempo que el paciente va a estar en cirugía.

Mejora en la comunicación con el paciente: El biomodelo se convierte en una excelente herramienta donde el paciente y su familia pueden comprender mejor y ‘tocar’ cual va a ser el proceso de la intervención.

Planificación quirúrgica con biomodelo 1



Biomodelo

Planificación quirúrgica con biomodelo 2



Planificación quirúrgica con biomodelo 3

Escríbenos

Sí necesitas un biomodelo, ponte en contacto con nosotros.

Escríbenos